Cine y enfermedades mentales

Cine y enfermedades mentales

El séptimo arte a lo largo de la historia se ha caracterizado por contar historias que reflejan el contexto social que se vive en el momento, momentos históricos importantes, casos de la vida real, adaptaciones de libros, entre muchas otras clasificaciones de lo que podemos y hemos visto en el cine.

Uno de los temas que más ha inspirado a las obras cinematográficas, son los problemas mentales y esto se debe a que dependiendo del trastorno, mucho material puede salir de allí. El error en este caso, sería llamar o pensar, que todos los personajes o películas inspiradas en trastornos mentales, se deben a la “locura”.

El cine se ha encargado de mostrar los trastornos mentales desde un punto de vista real, pero también haciendo uso de la ficción para plantear de mejor manera lo que sucede en la cabeza de las personas. Las cosas que ven, que creen vivir o las secuelas de eventos que los dejaron con secuelas para siempre han sido películas cuyo drama es tan intenso que algunas son consideradas entre las mejores películas de la historia.

Para profundizar en el tema y que nos contara la relación histórica entre el cine y la psicología, conversamos con Vanessa Sanz, especialista en psicología quien nos habló desde su perspectiva en relación a diferentes personajes y a cintas en las que la psicología juega un papel primordial.

Según la especialista, hemos crecido -sin notarlo- con múltiples referentes que han tenido o que muestran diferentes actitudes relacionadas con un trastorno mental, pues muchos de nosotros -por no decir, todos nosotros- hemos crecido de la mano de las películas de Disney, es por ello que comenzaremos hablando de ellos.

Disney y los trastornos mentales

Los clásicos animados de Disney han acompañado a muchas generaciones a lo largo de su historia, al principio, ellos adaptaron cuentos tradicionales a los que cambiaron sus tramas iniciales para convertirlas en algo más acorde con la edad infantil.

Es evidente que siendo pequeños, no queríamos ver las versiones más oscuras de los cuentos tradicionales en los que se basaron para crear los clásicos animados, sin embargo, algunos de los personajes con los que hemos crecido o que hemos visto en nuestra vida de adulto, tienen trastornos mental, aunque indiscutiblemente fueron muy bien diluidos en la historia y hay que ser conocedor para poder notarlos:

  • Peter Pan: El Síndrome de Peter Pan consiste en ser un adulto que no quiere crecer. Los pacientes que sufren el trastorno no son capaces de aceptar que crecer es inevitable y siempre quieren jugar, igual que los niños. Incluso, muchos de ellos sufren ansiedad, falta de autoestima y depresión.
  • Capitán Garfio: Sufre un trastorno por estrés postraumático, debido a que Peter Pan lanzó su mano al cocodrilo. Los síntomas principales son recuerdos perturbadores constantes, evasión, ansiedad o hiperactividad.
  • Elsa: La Agorafobia es un temor obsesivo ante los espacios abiertos o descubiertos. Esto provoca que la joven princesa no desee ver a nadie debido al trauma que sufrió en su infancia.
  • Aurora, la bella durmiente: El Síndrome de Klene-Levin es un trastorno neurológico poco habitual. Está caracterizado por períodos de sueño excesivo. Existe la posibilidad de sufrir alteraciones de comportamiento y amnesia durante este tiempo. De hecho, este trastorno puede llegar a durar semanas o meses.
  • Pocahontas: La Sinestesia es una cualidad que lleva a quienes la poseen a identificar con un sentido un estímulo asociado a otro. Los pacientes con esta cualidad afirman que ven sonidos, oyen colores o descubren “colores en el viento.”
  • Rapunzel: El Trastorno Bipolar es una enfermedad mental que consiste en cambios bruscos en el estado de ánimo. El paciente experimenta periodos depresivos y momentos de felicidad extrema de forma frecuente y repetitiva.
  • Jafar: Sufre el trastorno de personalidad antisocial. Quienes padecen esta enfermedad no pueden adaptarse a las normas sociales preestablecidas y faltan a los derechos individuales.
  • La Reina Malvada de Blancanieves: La madrastra de Blancanieves podría relacionarse con un trastorno narcisista de personalidad. El trastorno narcisista de personalidad provoca una gran necesidad de admiración y de preocupación por el poder y el éxito ilimitado. También provoca falta de empatía y un gran sentido de autoimportancia.
  • Bella: El Síndrome de Estocolmo es una reacción psicológica donde la víctima de un secuestro desarrolla un vínculo afectivo con la persona que la tiene cautiva. En muchos casos, el secuestrador también desarrolla sentimientos hacia sus víctimas.
  • Ariel: Las personas afectadas por el Síndrome de Diógenes tienden a aislarse en casa y acumular todo tipo de objetos inútiles, aunque, para ellos, tirarlos es un sacrilegio.
  • Alicia: El Síndrome de Todd tiene como síntoma principal las alucinaciones visuales como distorsión de los tamaños, las formas o los colores e incluso presencia de imágenes múltiples. También podemos observar dos trastornos neurológicos más: La Microapsia, el paciente percibe los objetos más pequeños de lo normal; y la Macroapsia, donde el paciente percibe los objetos más grandes.
  • El conejo Blanco: Sufre un desorden de ansiedad generalizada. Quienes padecen este trastorno se preocupan demasiado por cosas cotidianas y suelen tener ansiedad, ataques nerviosos y problemas para conciliar el sueño.

Probablemente estemos olvidando a algunos de ellos, pero estos suelen ser los más claros, entre todos los personajes de Disney.

Películas sobre trastornos mentales

Ahora bien, en el cine hay un amplio catálogo de películas en las que los trastornos mentales juegan un papel importantísimo para entender a los personajes y la trama propia de la cinta. Haremos una selección de algunas películas de trama psicológica que son fantásticas para comprender las enfermedades mentales:

El Lado Bueno de las Cosas (2012)

La bipolaridad nunca había sido tan bien retratada como en esta cinta que le valió un Oscar a Jennifer Lawrence. Un hombre bipolar que sale de un hospital psiquiátrico busca recuperar a su esposa, en su camino para lograrlo se une a una mujer cuyo esposo falleció recientemente. Junto a ella espera ganar un concurso de baile para lograr su cometido.

El Caballero Oscuro (2008)

El guasón es uno de los personajes más importantes de la historia de Batman. Durante distintos cómics se ha intentado descifrar que es lo que sucede con él. En la novela gráfica Joker no se le sentencia a muerte después de asesinar a más de 2 mil personas porque se le considera un enfermo mental. En Batman: La Broma Asesina se le diagnostica trastorno bipolar. Sea cual sea la verdad, Joker es una eminencia que personifica lo que es un trastorno mental llevado al límite de forma bastante negativa, por lo que Batman: El Caballero de la noche es una cinta perfecta para aprender sobre personajes inestables.

Una mente maravillosa (2001)

Russell Crowe se ganó a la crítica internacional con su interpretación de John Forbes Nash, Premio Nobel de Economía. La esquizofrenia que el genio matemático tuvo a lo largo de su vida y que intervino con su trabajo, sus estudios y su vida personal es el principal problema en la película. Dudar de la propia realidad y al mismo tiempo trabajar para el gobierno en proyectos ultra secretos hizo que la vida de Nash siempre estuviera en juego.

Alguién Voló Sobre el Nido del Cuco (1975):

Si bien el protagonista no sufre de una enfermedad, todos a su alrededor sí están clínicamente enfermos. Uno de los clásicos de Jack Nicholson en el que un hombre acusado de violación prefiere ir a un manicomio en lugar de la cárcel. Ahí hace amistad con los enfermos y enemistad con la tiránica enfermera Ratched. Desde el principio inicia una guerra entre ambos personajes y las consecuencias son desgarradoras.

Brothers (2009)

Muchas veces las cintas se limitan a enfermedades que puedan aprovechar por el efecto visual, como la esquizofrenia. Por eso las enfermedades más incómodas, producto de situaciones como la guerra son poco abordadas y eso es lo que hace que Brothers sea tan relevante. A pesar de que habla de la relación entre dos hermanos y la esposa de uno, el estrés postraumático que uno de ellos sufre tras estar en Irak es parte sustancial de la película.

Map to the stars (2014)

Muestra la historia de una hija atormentada por la figura materna. El extraño psique mostrado por el director Cronenberg, derrumba esa creencia de que el amor de una madre es lo más fuerte que alguien puede tener.

El cine es un arte que puede hacernos pasar por miles de emociones y que puede hacernos pensar y reflexionar mucho sobre un tema, en este caso, hablar de trastornos mentales, no solamente se hace necesario para sensibilizar al público, sino también para eliminar el estigma existente hacia las personas que padecen de alguna enfermedad mental y también para ayudarnos a identificar si hay algún problema con nosotros mismos o con nuestros seres queridos, y partiendo de allí, buscar la ayuda necesaria para superarlo.

Como estas películas, hay muchas. Como también hay series que hablan de ellos y en los que juega un papel muy importante para el desarrollo de los personajes y para la temática general de la serie.

Actualmente hay mucho contenido tanto en cine como en televisión, que muestra las enfermedades mentales de una forma menos radical y satanizada, que como se mostró en el pasado, lo que ha ayudado a su normalización y a que las conversaciones en relación al tema, se conviertan diariamente en algo más común.

Deja una respuesta