De dónde viene la ropa que vemos en las series

De dónde viene la ropa que vemos en las series

Recientemente mi familia se suscribió a una cuenta de Netflix en la que todos podemos ver las series que nos gustan. Dado que todos estamos enganchados a series diferentes siempre discutimos por ver qué serie es la mejor, y en una comida familiar en casa de mis abuelas llegó una pregunta por parte de nuestra querida abuela. ¿Qué es eso del Netflix?

Si nos paramos a pensar un momento esta pregunta no es tan extraña, ya que las generaciones adultas no tienen la misma necesidad de consumir tanto contenido multimedia bajo demanda, tal y como si lo hacen las generaciones más jóvenes. Aunque esto no es una regla general por el hecho de que después de explicarle a mi abuela qué es Netflix también pidió una suscripción.

Uno de los factores esenciales que hacen entender el motivo por el cuál las generaciones adultas no consumen tanto contenido multimedia es por el hecho de que no han crecido desde jóvenes en un entorno digital, tal y como lo han hecho desde la generación millennial en adelante. Y todo sea dicho, cada vez más las barreras del mundo digital sobre pasan generaciones, ya que el rango de edades en el que se consume contenido multimedia ha aumentado considerablemente.

Las series es sin duda el contenido multimedia que destaca entre los servicios de entretenimiento bajo demanda o online. Prime, Netflix, HBO y las series propias de las nuevas cadenas como Movistar son el ejemplo perfecto para situarnos. Este tipo de plataformas nos permite sumergirnos en un sinfín de temporadas y temporadas de series que acaban tomando nuestros corazones y nuestros armarios.

No hablamos en broma, un aspecto fundamental, tanto de la televisión como de las series, es el vestuario. Series como The Man in The High Castle o la más conocida Juego de Tronos son series tan especiales por la ambientación y el vestuario de los personajes, que nos permiten creernos las historias que nos cuentan.

Muchos diseñadores se inspiran en los diseños que aparecen en las series para crear una tendencia o un cierto estilo en concreto. Aunque muchas de estas prendas, sobre todo en series modernas, se pueden adquirir en tiendas. Algunos conjuntos de lencería de los mejores diseñadores están disponibles en la tienda online Lencería Paqui.

Los showrooms son los protagonistas de la televisión

En las series como Juego de Tronos existe un departamento de vestuario muy potente que se encarga de diseñar todos los vestidos, uniformes y demás prendas que aparecen en la serie, guardándose en un almacén para sus usos posteriores. Pero esto no es lo normal, ya que esto conlleva un gasto de dinero realmente grande..

Normalmente las producciones que se encargan de las series acuden a vestuario que se ha utilizado en otras producciones. Esto es lo que pasa en la televisión, tal y como cuentan en El Español. Lo primero que debes de conocer es la existencia de lugares en los que se exponen diferentes colecciones de las firmas textiles, mejor conocidos como showroom.

A los showroom se acude con el fin de conseguir que estas marcas o diseñadores presten ciertos modelos, ya que el bulo que corre que los vestidos que aparecen en los posados, películas y demás apariciones públicas son prestados, es muy cierto. Esto puede ir en contra del glamour, pero no siempre esos vestidos se pueden conseguir fácilmente si no es de esta manera.

Siguiendo con el tema del vestuario, existen diferentes procedimientos para vestir a una parte del elenco, y es que hay veces que son las propias marcas o diseñadores desde los showrooms las que se ponen en contacto con los encargados de vestuarios o estilistas para ofrecer prendas a cambio de aparecer en televisión. Por eso siempre al final de los programas en los créditos aparece un logo de la marca, al fin y al cabo la publicidad se paga de una manera o de la otra.

Otras veces son préstamos o donaciones de las marcas o diseñadores. En el caso de los préstamos se lleva mucho cuidado, ya que en el caso de que la ropa se deteriorase podría haber que pagar una cantidad de dinero que puede ser alta por restaurar la prenda a su estado original, que es como se entregó.

Deja un comentario