Maquillaje FX

Maquillaje FX

Soy una adicta a las series de televisión y las veo de todo tipo, desde las juveniles del tipo “Las escalofriantes aventuras de Sabrina” o “Stranger Things” pasando por las fantásticas “Juego de Tronos” o “The Walking Dead”, y eso sin dejar de lado a las clásicas series sobre médicos como “Anatomía de Grey” o “The Good Doctor” y las de bomberos y abogados como “Station 19”, “The Good Figth” y todas las Chicago: “Chicago Fire”, “Chicago Med”, “Chicago P.D.” y “Chicago Justice”. Sin embargo, y a pesar de mis eclécticos gustos, he de reconocer que ahora mismo lo que está pegando fuerte en pantalla son los efectos especiales.

No importa si la serie está dirigida a un público más infantil, juvenil o adulto, lo que importa es que esté llena de efectos especiales. Y ya no hablo solo de las clásicas e indiscutibles “Juego de tronos” y “The Walking Dead” sino de sus spin off como “Fear The Walkingd Dead” más los que están por llegar del mundo de Invernalia y otras series como la que está rodando Amazon basada en las novelas de Tolkien, “Chernobyl” de HBO que se estrena el próximo 6 de mayo, o “Nos4a2” de AMC basada en una novela del hijo de Stephen King y que estrenará la cadena el 2 de junio.

No obstante, y dejando a un lado que me asombran todos los efectos visuales como a la mayoría de fanáticos del séptimo arte (cuando están bien hechos), la realidad es que valoro mucho más los efectos especiales que se hacen con las manos, esos artesanales donde verdaderamente vemos la maestría de algunos profesionales del FX, y la base de todo efecto especial manual es, por supuesto, el maquillaje.

Cambios Radicales

Hay series de televisión que nos han demostrado que gracias al maquillaje, y a nada más, podemos crear personajes alucinantes que no se parecen en nada a los actores y actrices que los interpretan. Tal vez, además de las ya mencionadas, la estrella en estos últimos años ha sido “American Horror History” con personajes como Pepper, interpretada por la bellísima Naomi Grossman, que jamás seria reconocible en la serie. Para este personaje se usaron prótesis  pero, aun así, la base está ene l maquillaje FX.

Otro gran cambio lo sufrió la actriz Grace Gummer cuando, en la misma serie, interpretó a Penny. Llevaba toda la cara tatuada, y aparecía prácticamente calva. Además, llevaba una prótesis por lengua, aunque el resultado final de esa lengua viperina fue también gracias a los efectos digitales.

Y, por supuesto, el gran Jhon Carrol Lynch que interpretó al payaso Twisty quien tenía un rostro sin boca. Aunque en este caso el actor tuvo poco mérito puesto que fue otro actor quien se sometió a una dura sesión de caracterización para parecer un hombre sin boca y luego una compañía de efectos digitales fisionó su imagen con la Carrol Lynch.

En “Lost”, otra serie antológica a estas alturas, el personaje de Olivia Dunham debía parecer una especie de híbrido de cuerpo transmutado para el que hicieron falta numerosos kilos de maquillaje.

Los expertos de maquillaje FX de la academia All Make Up aseguran que para crear personajes fantásticos de este tipo o momentos espeluznantes de accidentes y demás, solo hace falta maquillaje, creatividad y productos específicos como carne artificial, látex, efectos de sangre fluida y seca, etc.

Como ejemplo, los profesionales de All Make Up nos recuerdan el cambio de Charlize Theron en “Monster”, la conocida película por la que consiguió un Óscar de la academia de cine estadounidense.  Un cambio increíble en el que solo entraron en juego las manos de magníficos maquilladores.

Otros cambios memorables en el cine nos demuestran esta afirmación con creces. ¿Recordáis a la jovencísima Winona Ryder en “Eduardo Manostijeras”? Tenía 19 años cuando Tim Burton la escogió como protagonista de la película que muchos consideran su mejor obra, y en lugar de contratar a otra actriz para que hiciera el papel de Ryder de anciana, se decidió usar maquillaje protésico para convertir a la joven en una octogenaria que narra el cuento a su nieta antes de dormir. Magnífico trabajo por cierto.

Ahora bien, también hay cambios en cine poco creíbles:

  • Gwyneth Paltrow en “Amor Ciego”.
  • Nicole Kidman en “Las Horas”, dando vida a la escritora Virginia Wolf.
  • Guy Pierce en “Prometheus”.
  • Leonardo Dicaprio en “J. Edgar”.
  • Mickey Rooney en “Desayuno con diamantes”.
  • Jennufer Connelly en “Una mente maravillosa”

Y tú, ¿nos cuentas tu cambio radical favorito y aquel que jamás te creíste? Hagamos una lista entre todos.

Deja un comentario