Las series de abogados, a la orden del día en la actualidad

Las series de abogados, a la orden del día en la actualidad

En la actualidad, y para suerte de todos aquellos que sois unos auténticos fans de las series, tenemos más opciones que nunca para disfrutar de nuestro hobby. La aparición de una plataforma como Netflix ha sido clave en que, a día de hoy, tengamos acceso a un número ilimitado de series de televisión que ocupan nuestro tiempo libre y que lo cargan de felicidad. Desde luego, es evidente que quien no disfruta de su tiempo libre es porque no quiere. Porque disponer de una plataforma como de la que acabamos de hablar es simple y barato.

Metiéndonos en el tema más relacionado con el argumento de las series en sí, hay que destacar el auge que han tenido, en los últimos años, las series de televisión que han versado sobre abogados y cómo es la vida de uno de estos personajes, así como todas esas cosas que ocurren entre bastidores en el mundo de la ley. Lo cierto es que a la gente le suele gustar bastante este tipo de historias porque se refleja a la perfección la cantidad de malas artes que existen en este sector de actividad en la realidad, lo cual llama poderosamente la atención de los espectadores.

Vamos a mencionar algunas de esas series que han encontrado en la figura de abogados o abogadas un aspecto básico. El portal web Confilegal nos habla de series como The Good Wife, Suits, El Abogado, Cómo Defender a un Asesino, Boston Legal, Damages (Daños y Perjuicios), Ally McBeal, Turno de Oficio, Better Call Saul o Shark. Desde luego, en estos nombres hay calidad y bastante reflejo social como del que hablábamos anteriormente. No cabe duda de que hay elementos en esta lista como para pasar varios buenos ratos.

El portal web El Blog del Derecho también hizo otra clasificación de lo que venimos comentando. En este caso, aparecían nombres de series como Suits, Drop Dead Diva, How to Get Away with Murder, Sherlock, American Crime Story, Designater Survivor, The Good Wife, Scandal, Better Call Saul, The Divide o House of Cards. Veis que en algunos casos se repiten series y en otros no. No quiere decir que las que se repitan sean mejores, eso depende de los gustos de cada cual. Y estos son de lo más variopintos que os podáis imaginar.

La documentación es fundamental

Crear una serie de abogados no es en absoluto fácil. Sobre todo para los guionistas, que tienen que obtener una cantidad de información muy grande y que les lleva a hablar con muchas personas para tratar de que ningún asunto escape a lo que es la realidad en sí. Según nos han contado desde Trámites Fáciles Santander, son muchos los guionistas que les han llamado para obtener información sobre procesos legales de cara a plasmarlos en diferentes series de televisión. Es algo que parece ser que está a la orden del día y que se va a seguir repitiendo en el futuro.

El de la abogacía es un mundo muy complicado, lleno de particularidades y que a veces es complicado de entender incluso para los propios abogados. Ese es el motivo por el cual un guionista ha de ser capaz de obtener información fidedigna y contrastada antes de crear su trama y comenzar a darle forma a la misma. Reunirse con abogados es ideal para que se aclaren dudas y para que, quizá, nazcan más ideas, quién sabe. Lo que está claro es que es una labor necesaria y que ningún creador de historias puede pasar por alto.

Cuando hablamos de creador de historias también nos podemos referir, como es natural, a un escritor. Las necesidades y la concreción de la información son las mismas aunque los formatos en los que se va a reproducir el contenido no tiene absolutamente nada que ver. La labor de la que hemos venido hablando es ejercida, como hemos contado, por guionistas pero también con escritores. Y es que prácticamente todas las personas que son una cosa o la otra llevan a cabo una labor como tal. Eso es lo que le da calidad a su trabajo.

El resultado final de este trabajo es una historia que resulta mucho más verídica que cualquier otra que no siga estos pasos. Y eso no solo es sinónimo de calidad en el trabajo de ese guionista o escritor, sino que es sinónimo de reputación para él o ella. Teniendo en cuenta que esa reputación es elemental en esta clase de trabajo, seguro que serán cada vez más las personas que, relacionadas con este asunto, apuestan por darle a sus historias de abogados un elemento de realidad y credibilidad que les dará una potencia de lo más importante.

Deja un comentario