¿Cómo valorar una colección?

¿Cómo valorar una colección?

El coleccionismo es uno de los hobbies más practicados por muchos. Hay cientos de objetos de valor que coleccionar para lucir orgullosos en casa desde moneadas, hasta muñecos de acción; desde artículos que son auténticas piezas de arte, hasta objetos de uso diario como encendedores.

Entonces, cuando tenemos una colección muy grande, y sabemos que son artículos que tiene cierto valor, nos preguntamos cuál será el valor total de nuestra colección. Incluso, es bueno saberlo si necesitamos vender o subastar algunas de nuestras piezas, o todas, ya sea por necesidad o incluso, como un aporte para algún evento en el que queramos colaborar. Por ejemplo, es muy común que algunos grandes coleccionistas o personalidades importantes donen algún artículo para su asta en algún evento de ayuda social.

Si este es tu caso o solo te da curiosidad saber de que tamaño es el tesoro que tienes en casa, aquí te asesoramos en un paso a paso para valorar tu colección.

¿Para qué sirve hacer una valoración de una colección?

Lo primero que debemos hacer es determinar si nuestra colección vale la pena para una valoración. Esto no tiene que ver con lo grande que sea, lo que hayamos invertido en ella o que tanto cariño le tengamos. Esto tiene que ver con que algunos bienes tienen  cierto valor debido a su naturaleza, pero también tiene que ver mucho con factores externos como las características del mercado, el perfil de los compradores y otros.

Así, es importante que sepamos evaluarlos antes de lanzarnos al mercado, no solo para darle el justo valor a nuestra pieza, sino que también para que, al momento de la subasta, podamos dar la información que le hace verdaderamente valorable al público interesado, de forma que ellos también pueda n realizar la investigación pertinente y comprobar su valor.

Por ejemplo, en el valor de una pieza no solo influye su naturaleza, sino también otros datos que solo el dueño de la misma podría conocer como su punto de origen, algún detalle o desperfecto que la hace única, su antigüedad, los trabajos de recuperación por los que pudo haber pasado, algún dato interesante sobre su historia, etc.

Así, para la valoración de colecciones de todos esos tipos bienes se deben llevar a cabo satisfactoriamente un buen número de procedimientos que nos permita obtener el valor real para responder a situaciones como:

  • Ante un reparto de bienes en herencias o separaciones entre los que se cuentan colecciones que deben ser subastadas.
  • Cuando queremos contratar un seguro para nuestra colección y por lo tanto, parte del proceso es conocer el valor real de la colección para poder cubrir toda la totalidad del mismo., además de acreditarlo frente a la agencia aseguradora
  • Para poder reclamar compensaciones por daños, estafas o robos.
  • Para hacer un seguimiento de la evolución en el precio y la relevancia en el mercado de los bienes que tenemos en casa.
  • Para conseguir avales bancarios.

¿Cómo valorar tu colección?

Los Procuradores de Sevilla Flores, expertos en subastas, nos ayudan con la siguiente lista de pasos:

  • Aprende más de tu artículo

Como veníamos comentando, es muy importante que nos informemos sobre el tipo de articulo que tenemos entre manos. Por ejemplo, el material con el que está elaborado, el valor del mismo, el origen, su antigüedad, etc. Esto porque ayudará a darle un precio justo evaluando cada característica que le da valor.

  • Investiga tu área en el mercado

Para conocer más tu artículo, también puedes buscar similares en el mercado. Esto te sirve para hacer comparaciones entre sus características y el precio. Incluso, si la idea es ponerlo a subasta, sería interesante asistir a una para ver objetos como el tuyo y en que valor son ofertados.

  • Consulta a un experto en antigüedades

También puedes consultar con vendedores de antiguades, expertos en el área, que te pueden dar un feedback más detallado y aproximado para tu artículo, siempre que no sea el mismo vendedor quien quiera hacerse con tu artículo. En dicho caso, no es recomendable pedir su opinión ya que entrarían en conflicto de intereses al ser la misma persona la que quiere comprar, que la que lo va a valorar.

  • Consulta páginas de subastas por Internet

Lo que si puedes hacer con total confianza consultar en páginas de subastas en Internet. Ebay, Amazon y Craigslist. Estas son páginas muy útiles para encontrar el valor por el que las personas pagarían por tu artículo. Sin embargo, debes tomar en cuenta que estas paginas suelen ser muy competitivas, y por lo tanto tienen precios bastante bajos.

  • Revisa las guías de precios en línea

En Internet puedes encontrar unas listas de precios que contiene antigüedades o artículos de colección junto con un rango de precio que podrían tener. Por ejemplo, Kovel’s se considera la mejor guía.

  • Escoge el tipo de valor que deseas identificar en tu tasación

Los tasadores pueden brindarte diferentes tipos de valores de precio, dependiendo de la forma en la que desees vender tu artículo. Tienes para escoger entre:

  • Valor de subasta. Este valor no es más que la suma por la cual tu artículo se vendería en una subasta. Estae se suele aplicar a artículos muy raros o valiosos, ya que por su naturaleza suelen ser buen material para subasta. Pero, incluso artículos más comunes o de menor valor pueden venderse en una subasta también, aunque on un precio menor al que quizá podrías obtener por su venta.
  • Valor de venta. Esta es la suma por la cual se vendería tu artículo en una tienda de antigüedades. Esta es una buena opción para el último caso expresado en el punto anterior, en el que el artículo no tiene un gran valor.
  • Valor de seguro. Esta es la suma que requerirías para reemplazar tu artículo en un “periodo de tiempo razonable” si se destruye o lo roban y que podrás obtener por medio de un tasador. Muy recomendable si, por ejemplo, tu artículo es muy valioso.

 

  • Contrata a un tasador profesional

Ya que mencionamos a la figura del tasador, no está demás recomendarte que consultes a uno que sea de confianza. Otro consejo a la hora de buscar uno es que no sea un vendedor, ya que pasará lo mismo que con el vendedor de antigüedades, que estará en medio de un conflicto de intereses si es el mismo que quiere hacerse con tu pieza, además de valorarla.

  • Toma buenas fotos de tu artículo

Sea cal sea la forma que hayas escogido para valorar tu colección, te pedirán fotos del artículo para poder valorar sus características, si es que no se trata de un experto que pueda analizar la pieza en vivo y directo.

Así, las fotos pasarán a ser evidencias muy importantes para dar con el precio real. Por lo que debemos ser muy exactos al tomar las fotos. Para ello te recomendamos:

  • Envía fotos del artículo desde todo ángulo. Incluye fotos de primer plano de todos los detalles importantes y característicos de tu artículo.
  • Asegúrate de que tus fotos estén bien iluminadas, tienen buen color y no están borrosas.
  • No ocultes ningún desperfecto de tu artículo ni lo representes de forma errónea. Esto quiere decir que no es bueno que modifiques la foto para que tu artículo luzca mejor de lo que está. Esto porque primero, quizá eso que para ti es un desperfecto, puede ser una característica tan apreciable que aumente su valor; y en segundo lugar porque luego no querrán comprarlo por el precio que ofreces cuando lo vean en vivo y directo y lo aprecien tal cual como es y sin los trucos de cámara.

 

  • No modifiques tu artículo antes de que lo tasen.

Quizá podrías pensar que hacer alguna limpieza  o reparación de tu artículo antes de presentarlo para la valoración y la venta aumentara su valor al presentarse en mejor estado. Pero, en estos casos, pasa todo lo contario.

Muchas veces, el valor de una pieza está en sus cualidades originales y su antigüedad, así que si lo modificas más bien podría perder algo de ese valor. Mejor consulta con un experto en materia antes de hacer estos pequeños arreglos.

¿Cómo maximizar el valor de una colección?

Por supuesto que querremos maximizar lo que vale nuestra colección, y te comentamos, que es totalmente posible. De hecho, la RAE establece, en su segunda acepción, que el coleccionismo es “2. La técnica para ordenar adecuadamente una colección.”, por lo que termina funcionando como cualquier  otro bien o activo que queramos valorar.

Así, si queremos maximizar el valor de nuestra colección, la mejor manera de hacerlo es acreditando su valor y dotándonos de la mayor cantidad de información posible sobre todos ellos. Todo esto pensando que los sistemas que se utilizan para valorar las colecciones de bienes toman mucho en cuenta las características del mismo, su naturaleza y otra información, que son las que de verdad determinar su precio real.

Finalmente, si tenemos una colección que valga la pena en nuestra casa, no está de más conocer su valor por alguno de los medios que te explicamos en este artículo, que además nos servirá llegadas ciertas circunstancias; y que en esta valoración intervendrán más de un factor, desde las características de la pieza, hasta la situación de mercado actual.

Deja una respuesta