Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

¿Cómo es el dress code en un evento de temática BDSM?

Una fiesta de temática fetichista es una ocasión especial que requiere una vestimenta especial y es que no vale cualquier cosa. En este sentido, el dress code o código de vestimenta, como le llamamos en castellano, es ese conjunto de normas sobre la indumentaria que define como ha de ir vestido todo el mundo en el evento o fiesta de la que se trate.

Cada fiesta, cada temática, cada evento tiene el suyo y aunque a veces no lo tengamos por escrito, todos sabemos que a una boda no iremos como a un entierro o a un cóctel no iremos como vamos a trabajar. Así, el código de vestimenta, si se exige, es irrenunciable porque demuestra el respeto que tenemos con los demás asistentes. Por ello, aunque en nuestro día a día lo usamos, lo cierto es que esta es una parte esencial de la buena educación de las sexualidades alternativas.

En el caso de los eventos de temática BDSM, el objetivo del código de vestimenta es que cada uno colabore creando una experiencia sensual completamente distinta de la mundanidad de lo cotidiano. Por lo tanto, en una fiesta con dress code la entrada esta excluida para gente con ropa casual de cualquier índole, incluso si es completamente negra. Y es que, como os decimos, respetar el dress code es, sobre todo, respetar a la gente que también hace el esfuerzo por cumplirlo. En este sentido, el look fetichista es el que garantiza que tengamos un ambiente sensual, fetichista y kinky y si la gente no lo respetara no tendríamos una fiesta fetichista sino una reunión vainilla, que es como se conoce a los no practicantes del BDSM.

Es por ello por lo que, si que, si quieres asistir a una fiesta en la que se exige código de vestimenta de temática BDSM tienes, resumiendo a lo máximo posible, dos opciones:

  • Usar ropa de gala. En este caso has de vestirte como si fueras a la premier de una ópera, un evento de gala o una cena en una embajada. Es por ello que tu corbata del día a día, la que llevas a la oficina no es suficiente. Pero, como os decimos, si este atuendo no es con el que te sientes identificado, te proponemos la solución más idónea para este tipo de eventos y que, como no podía ser menos, es la otra opción de las dos que os decíamos.
  • Usar ropa fetichista, de temática BDSM, como si se tratase de una fantasía erótica o con una vestimenta muy sexy. Y es que el look fetish no es solo tacones de aguja y vestidos de látex y aunque por supuesto estos también forman parte del atuendo, lo cierto es que en la actualidad nos encontramos con otras maneras de expresar sensualidad y singularidad con tus propias vestimentas y para ello solo tienes que atreverte, exhibirte y salir de la normalidad. En este sentido, algunos de los atuendos perfectos para estas ocasiones pueden ser: cuero, látex, PVC, uniformes, ropa gótica, dark, burlesque, full bondage, zentai, bizarro, body art, kinky médico, cabaret berlinés, drag, boudoir, steampunk sexy… Como ves, puedes optar por diferentes opciones, todas ellas igual de válidas, pero eso sí, siempre con elegancia y gusto. Por todo ello, en el caso de que quieras optar por esta segunda opción, pero no tengas nada en tu armario que se adapte, nosotros te proponemos la mejor solución y es que te pases por La casa de los disfraces, donde encontrarás un amplio catálogo de todas las temáticas que, a bien seguro, se adaptan a uno de tus gustos para que vayas con el atuendo que más te represente y que cumpla con los códigos de vestimenta del evento.

El bondage, otra forma de vestir al cuerpo sin usar ropa

Aunque en nuestro país aún no la conocemos mucha gente, lo cierto es que el bondage es una práctica sexual en la que se utilizan ataduras. De hecho, esa que os acabamos de dar es la definición más aceptada del bondage y no falta quien lo considera una expresión artística. Pero vamos a quedarnos con su aspecto de práctica sexual sin profundizar en su dimensión artística, porque no deja de ser un argumento más para defender la práctica de las ataduras.

La práctica del bondage consiste atar a la otra persona total o parcialmente por medio de cuerdas, esposas, lazos, corbatas, cintas o cualquier otra cosa que pueda mantener inmovilizada físicamente a la otra persona. Los límites con el sadomasoquismo se encuentran en el dolor. Y es que el bondage, dicen, no utiliza el dolor como fuente de placer. Así, el placer en el bondage se encuentra en la dominación de una persona y en la entrega de la otra. La persona atada se encuentra a plena disposición de su pareja, al menos en ese momento en el que se está practicando. Lógicamente, se entiende el consenso entre la pareja a la hora de realizar esta práctica sexual, además de un elevado grado de confianza y respeto mutuo. Pero el bondage es mucho más que una práctica sexual ya que existe un verdadero arte en torno a esta práctica, en la cual se puede vestir a un cuerpo, a una persona, con cuerdas, para crear verdaderas obras de arte al alcance de muy pocos. Sin embargo, los verdaderos expertos de este arte se encuentran en el imperio del sol naciente.

Most Read

Atrezzo Medieval

“Juego de Tronos” ha traído consigo una moda fanática por las series de ambientación medieval

Animales en TV

Son muchas las series y películas que trabajan con animales, algo que yo veo complicadísimo,

Comparte

Facebook
Twitter
LinkedIn
Telegram
Reddit
Scroll al inicio