Al alza las series ochenteras

Al alza las series ochenteras

Esto no es nada nuevo. Ya hace unos años que las series y películas inspiradas en los años ochenta volvieron a hacer acto de presencia y decidieron quedarse. Es una especie de rollo nostálgico que nos ha entrado a todos los que vivimos la infancia o la juventud en esa época y lo más llamativo es que las generaciones posteriores, y anteriores, se van sumando poco a poco a esta tendencia.

Hace ya algunos años (madre mía como pasa el tiempo) apareció en cartelera una película que, en lo que a mí se refiere, fue el preludio de lo que vendría posteriormente. Se trata de “Súper 8”, una película producida por Steven Spielberg y dirigida por J.J. Abrams cuyo guión, fotografía, ambientación y contexto nos hacía evocar aquellas secuencias de la gran película de aventuras “Los Goonies”, de 1985, producida también por Steven Spielberg.

A partir de ahí se abrió la baza y empezaron a llegar otras series y películas con ambientación ochentera pero las que más triunfaban eran las que recordaban, en parte, a esos niños aventureros de los muelles de Goon. Por eso, cuando en 2015 los hermanos Duffer, a través de Netflix, dieron vida a los niños de “Stranger Things” el éxito estaba asegurado. Una serie ambientada en los años ochenta, con aventura, niños adolescentes descubriendo el mundo, conspiraciones y elementos sobrenaturales, lo tenía todo para ser un éxito en ese momento y así fue, y sigue siéndolo, en parte gracias también a un componente nostálgico cinéfilo que han sabido explotar muy bien con referencias a películas de Steven Spielberg, Wes Craven,​ John Carpenter, Stephen King,​ Rob Reiner y George Lucas, entre otros

De hecho, la serie ha tenido tantísimo éxito que no solo se ha renovado por cinco temporadas (Eleven ya no es una niña con miedo de todo precisamente) sino que su merchandising, y lo que no es merchandising, está pegando fuerte en todo occidente.

Jamás me habría imaginado que los Walkie Talkies pudieran volver a estar de moda entre los niños, y lo están, pero lo más asombroso de eso es que los radioaficionados han crecido también exponencialmente. Según Ondamania, la tienda del radioaficionado en Internet, obviamente esto no se debe solo a “Stranger Thins” aunque ha puesto su granito de arena, sino a un creciente interés por todo lo nostálgico ochentero por un lado y, por otro, por una especie de miedo que ha calado en la sociedad ante posibles catástrofes naturales (o no tan naturales).

Netflix y los 80

El caso es que Netflix ha visto un filón importante en esta ambientación ochentera y son muchas las series y películas que tiene en catálogo ahora mismo con esta temática como fondo.

  1. Stranger Things (Serie)

La ya citada serie original de Netflix “Stranger Things” sin duda es una de las más exitosas de la plataforma. Al estar ambientada en la década de los 80, es la favorita de muchos nostálgicos, pero también de jóvenes que no vivieron en esa época.

  1. Call Me By Your Name (Película)

Esta encantadora cinta que narra la historia de amor entre dos jóvenes (Timothée Chalamet y Armie Hammer) está ambientada en el verano de 1983 en el norte de Italia. Además de haber sido bastante aplaudida (y nominada a cuatro premios Óscar en 2018) por su conmovedora historia, la música y vestuario de los 80’s combinado con la tranquilidad de la campiña italiana la convierten en una experiencia agradable a la vista y oídos.

  1. Dirty John: Betty (Serie, temporada 2)

La primera temporada de Dirty John contó la historia del psicópata y depredador, John Mehaan. Tras su éxito, la segunda temporada de la serie fue dedicada a contar una historia diferente, la de la asesina convicta Betty Broedrick, quien fue acusada del asesinato de su ex esposo y de la segunda esposa de este, en 1989.

La serie da brincos en diferentes décadas, pero la mayor parte está ambientada en los años 80’s. La inquietante historia (que sí ocurrió en la vida real) es acompañada de excelentes vestuarios y joyas musicales como When You Were Mine de Cindy Lauper.

  1. The Crown (Serie, temporada 3)

The Crown sin duda es una de las mayores joyas de Netflix. Cada temporada ha abarcado una época importante de la familia Windsor, y la tercera (que sin duda ha tenido bastante éxito) está enfocada en los 80 y específicamente, la Princesa Diana.

  1. It (Película de 2017)

La película de 2017 It es una nueva adaptación de la historia original de Stephen King que dejó al escritor bastante satisfecho.

Uno de las principales modificaciones que tuvo la historia fue los años en que está ambientada. Originalmente, el capítulo 1 (donde los protagonistas son niños) ocurre en los 60, y la segunda parte (donde son adultos) se sitúa en los 80.

Ahora, el primer capítulo de la historia ocurre en la década de los 80, y los protagonistas luchan contra un mal desconocido al ritmo de New Kids On The Block.

  1. Dark (Serie)

La exitosa serie alemana Dark está ambientada en diferentes épocas, y al tratarse de viajes en el tiempo, las representaciones de diferentes décadas son un factor fundamental de la serie.

Sin embargo, uno de los primeros viajes en el tiempo que vemos en pantalla y uno de los más importantes para la trama es cuando Mikkel Nielsen llega accidentalmente a 1986, escena que es acompañada por Shout de Tears For Fears.

  1. American Wet Hot Summer (Película)

Homenaje a la comedia gamberra norteamericana de los años 80 y precuela de una película del año 2001 que bebía de títulos como Los Albóndigas en remojo, Despedida de soltero o La revancha de los novatos. La serie estrenada por Netflix este año narra las pericpecias de los trabajadores y campistas durante el primer día de un campamento de verano. Reparto lleno de estrellas y cachondeo de todos los topicazos del cine de la época.

Otras series fuera de Netflix

  • Narcos: Una de las series por excelencia de los años 80 fue Corrupción en Miami. Narcos nos cuenta el ascenso y caída de uno de los grandes narcotraficantes de la época y que desde Colombia abastecía a esta ciudad, Pablo Escobar. La serie está a la altura de grandes títulos del género de gángsters que pueden ir del Uno de los Nuestros de Scorsese a Los Soprano e incluso llega a recordar a Los Intocables de Elliot Ness, ficción que también nació en la televisión. Pablo Escobar es un enemigo tan poderoso que hasta los policías que lo persiguen son conscientes de su insignificancia ante él. Al Capone es un pringado en comparación con el narco colombiano que acumula tal fortuna que no sabe qué hacer con ella. En su ascenso en el mundo del hampa, Escobar descubrirá hasta que es capaz de poner de rodillas a todo un Estado practicando aquello que se dio en conocer el narcoterrorismo, después de que éste le repudie y cercene su intento de entrar en la vida política
  • Hap and Leonard: Un western sureño basado en las novelas de Joe R. Landsdale, personajes de los que ha escrito hasta nueve libros. Se trata de la historia de dos perdedores unidos desde la infancia por una tragedia y que se ganan la vida como pueden en el imaginario pueblo de Laborde, al este de Texas. Los dos son personas totalmente contrapuestas.
  • Fargo (segunda temporada): Técnicamente la acción empieza a finales de los 70, pero son los años en los que Ronald Reagan se prepara para dar el salto a la Casa Blanca. De hecho, el fallecido presidente de los Estados Unidos aparece como personaje en esta temporada interpretado por Bruce Campbell.
  • Deutchland 83: Los ochenta fueron los años en los que se recrudeció la guerra fría. En esta serie germana de la RTL, nos cuentan la historia de un espía de la Alemania Oriental que se infiltra en el ejército de la Alemania Occidental. El bloque del Este está tan convencido de que el fanatismo de Ronald Reagan contra el comunismo le va a hacer lanzar sin ningún tipo de miramientos un ataque nuclear sobre toda la Europa del Este. El agente encubierto deberá buscar pruebas de ese inminente lanzamiento de misiles. La serie mira con humor y cierta nostalgia algunos avances de la época, como esos espías que no saben qué se necesita para poder leer un disquete o la «asombrosa» llegada del walkman.
  • Dead of Summer: Los ochenta tuvieron sus subgéneros favoritos: las historias de narcos, comedias gamberras, la ciencia ficción y por supuesto el slasher, dentro del cine de terror. Esas pelis como Viernes 13, La Matanza de Texas, Halloween o Pesadilla en Elm Street. Esta serie trata de rendir tributo a este género con las andanzas de un grupo de virginales monitores en un campamento de verano, donde parece que hay suelto algún tipo de monstruo-fantasma-demonio.
  • The Americans: Una de las mejores series de espionaje que se emiten en la actualidad y que nos cuenta la historia de la guerra fría durante los 80 desde el otro lado, la de dos espías rusos infiltrados en los Estados Unidos que finge ser una familia normal y corriente.

¿Se te ocurre alguna más?

Deja una respuesta