No sé vosotros pero si hablamos de coches de cine yo no puedo evitar pensar en el DeLorean de Regreso al futuro, y es lógico ¿no? Al fin y al cabo se convirtió en un icono del cine ochentero y noventero. Prácticamente todos los frikis de la época querían uno igual, del mismo modo que luego fue Kit, de la serie de El Coche Fantástico, el objeto de deseo de los cinéfilos amantes del motor. Hagamos un pequeño repaso.
VER MÁS