Cocinar es un verdadero arte. Lo cierto es que son tantos los estilos, los trucos de cada cual, los productos que se pueden cocinar y las variedades de guisos que es imposible que haya dos comidas que sean exactamente iguales. Esto convierte al arte culinario en eso, un arte. Mientras que otros solo ven en eso una molestia, nosotros lo vemos como una posibilidad de expresión más de la persona, del ser humano. Y es que ningún otro ser vivo es capaz de preparar aquello que se va a comer como nosotros. Es eso lo que nos distingue.
VER MÁS
No muchos se pasan a pensar en la cantidad de objetos a los que tememos de manera involuntaria tras ver una imagen, una secuencia o una película entera donde dicho objeto forma parte de un atrezzo malévolo en una película de terror. No hace falta irse muy lejos para encontrar el primero de ellos: los globos rojos. Ya en su día, con la primera película de It, los globos empezaron a dar un poquito de miedo allá donde fueran pero ahora, con el remake, los globos rojos flotantes están causando estragos entre la población. Yo, sin ir más lejos, tengo cierta reticencia hacia ellos.
VER MÁS
Está claro que el fútbol es el deporte rey. Solo hay que ver las audiencias de televisión para comprobarlo. No solo la gente enciende la televisión para ver el partido de España en el Mundial, sino que otros partidos, algunos tan poco apetecibles como un Japón-Senegal, logran casi un 20% de media. Los penaltis entre Colombia e Inglaterra fueron vistos por más de nueve millones de espectadores. Está claro que el balón nos encanta.
VER MÁS