El papel de los libros de texto en una educación tecnologizada

El papel de los libros de texto en una educación tecnologizada

A medida que los ordenadores han ido formando cada vez más parte de nuestra vida, las personas hemos cambiado nuestras rutinas al mismo tiempo que se han ido modificando patrones sociales y modelos de vida. Las nuevas pantallas han revolucionado la concepción que tenemos del mundo y de qué manera. Quien eche la vista atrás es probable que tenga una sensación de vértigo enorme al darse cuenta de los avances producidos y compare cómo era la vida hace 30 años y cómo es ahora.

Hay que tener cuidado cuando se analiza el impacto que ha tenido un elemento como Internet en la actualidad. Aunque bien es cierto que, sobre todo desde el punto de vista laboral y empresarial ha jugado una importante baza en lo que se refiere a la rapidez en el trabajo, no todas las cosas son positivas. Al menos sobre el papel. Y es que no todos los sectores sociales pueden estar beneficiándose de un asunto como tal.

Pensemos, por ejemplo, en el papel que juegan los niños en esta nueva sociedad que nos ha planteado la red. Pensemos en cómo ha variado la educación que tuvimos nosotros a la que tienen ellos ahora mismo. La de ahora es una educación mucho más directa, más rápida y que tiene menos en cuenta a algunos elementos tan importantes como lo son, en todos los casos, los libros de texto. Y esto tiene consecuencias que es mejor tener en cuenta.

Son muchas las publicaciones que, como el portal web Semana.com, aseguran que la incorporación de Internet a las aulas ha sido una buena noticia porque la red es un espacio para el aprendizaje. De eso no cabe ninguna duda. Pero el interrogante que es necesario tener en consideración es si el solo uso de Internet ya es suficiente como para poder garantizar que nuestros hijos y nietos van a tener una educación completa y adecuada a los retos que les plantea la vida. Y poder decir que sí a esa pregunta es una verdadera osadía.

¿Qué lugar ocupan los libros de texto en una educación obligatoria que cada vez apuesta más por el aprendizaje a través de Internet? Mentiríamos si dijéramos que su importancia no se ha rebajado en los últimos años. Visto desde ese otro punto de vista al que estamos acostumbrados en esta página, lo cierto es que dejar de apostar por los libros de texto tradicionales parece un error serio. Un estudio recientemente elaborado por Ediciones Aljibe ha destacado que, gracias a los libros de texto, podemos presumir de haber formado a la mejor generación de la historia reciente de España.

La importancia de ser complementario, no excluyente

Es evidente que renunciar a Internet dentro de la educación en una sociedad como la que tenemos ahora sería un auténtico suicidio porque estaríamos restringiendo el paso de nuestros futuros profesionales a un elemento que les será totalmente imprescindible dentro de unos pocos años. Pero lo cierto es que tampoco podemos dejar de lado la otra parte, la que implica un aprendizaje que, a pesar de ser más tradicional, ha demostrado su validez y su eficiencia en repetidas ocasiones.

Un artículo muy interesante publicado por el diario El Mundo durante los primeros días de este 2018 abría un debate respecto del uso de Internet por parte de los niños y el papel de los padres dentro de este punto. ¿Qué es lo que deben hacer los padres, supervisar o restringir? Los datos reflejan que dos terceras partes de los niños de entre 4 y 13 años ya usan Internet desde varios aparatos y que muchos menores de dos años ya saben buscar vídeos desde los aparatos de sus padres. ¿Es de verdad esta una buena noticia?

El único que puede dictar sentencia acerca de todo lo que viene ocurriendo en los últimos años no es otro que el futuro. Él será el juez dentro de este asunto que, prácticamente sin que nadie nos demos cuenta, ha abierto un debate social muy interesante y en el que están en juego tantas cosas. Una cosa sí es cierta: si somos capaces de quedarnos con lo bueno que nos proporciona Internet y con lo positivo que tienen los libros de texto, todos saldremos ganando

Deja un comentario